20 cosas que aprendí siendo millennial de Alex Brune

20 cosas que aprendí siendo millennial de Alex Brune

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 8. Mírame y bésame de Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…  

DESCARGAR AQUÍ


20 cosas que aprendí siendo millennial de Alex Brune pdf

20 cosas que aprendí siendo millennial de Alex Brune pdf descargar gratis leer online

Estamos jodidos/as. Y te lo dice un optimista confeso.

Alex Brune, pseudónimo tras el que se esconde un consultor de negocio de una gran multinacional, extrae, a sus casi treinta y cinco años, los principales aprendizajes de su existencia. En veinte capítulos, y desde una perspectiva millennial, Alex profundiza en temas relacionados con la tecnología y las redes sociales, el mundo laboral, la salud mental o el bienestar, entre otros, en un mundo que, a pesar de contar con más recursos que nunca, presenta cifras récord en sus listas de reclamaciones. El libro está basado en experiencias reales del autor, sacadas desde sus mismas entrañas y escondidas tras un nombre ficticio, con el único objetivo de preservar su total anonimato. Como él mismo admite, ni estaba siempre bien, ni siempre era feliz, ni siempre era todo perfecto. Simplemente estaba aprendiendo a vivir, disfrazado de alguien a quien todo le va sobre ruedas.

Biografía del autor

Mi nombre es Alex Brune y nací en un pequeño pueblo costero, a mediados de la década de los 80. Abandoné el nido familiar a los dieciocho años y, desde entonces, he vivido en más de diez ciudades de cinco países distintos. Actualmente, resido entre Barcelona y Madrid y me dedico a la consultoría, en una de esas empresas multinacionales de nombre anglosajón, con miles de empleados y evaluaciones de rendimiento trimestrales. Mi especialidad, aparte de los Power Points, es romper cosas y mancharme la ropa cada vez que ingenio algún tipo de alimento o bebida. También, tengo un grave problema con el (sobre)uso de anglicismos. Aparte de esto, no creo que seamos muy diferentes. No somos únicos, no somos especiales y, muy probablemente, nuestras miserias y alegrías lleven los mismos apellidos.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.