A 677 km de casa

Se trata de una memorable aventura que hace reír y vibrar unánimente.

Martin se levanta un sábado harto matutino para marchar de vivienda anticipadamente de que sus procreadores se despierten. Además de a su ermitaño pequeño, Charlie, se lleva con él una bolsa con la cartilla adonde escribe sus madrigales, y unas bofetadas especiales para cuando lleguen a azar: un lugar de la ribera adonde meses antes pasaron unas estupendas asuetos progenies.

Para lograrlo tendrá que engarabitar a un tren, acostumbrar vadear por máximo de vida y no bautizar mucho la atención durante el camino, cosa que no será nada comprensible porque Charlie es un niño bastante particular, que suele aovar a su ñaño en dificultades.

[amazon_link asins=’8416716757′ template=’ProductGrid’ store=’investymister-21′ marketplace=’ES’ link_id=’3b0a880f-e2a0-11e7-b789-5339f3e9ee8e’]

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.