Adiós, querido novela

Adiós, querido novela

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 7. Atrévete a retarme De Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con la séptima entrega de la famosa saga «Las guerreras Maxwell».

Sin duda te llegará al corazón. Descubre, con esta nueva entrega, cómo los retos acaban dando paso a nuevas oportunidades...

DESCARGAR AQUÍ


Adiós, querido novela pdf

Adiós, querido novela pdf gratis descargar leer online Miniread

La novela Adiós, querido es una historia romántica, los protagonistas son Melina Otal y Mateo

Segunda oportunidad
Billonario/Billonaria
Tsundere

Capítulo 1 Desconfía de todo y de todos, especialmente de tu mejor amigo

  • Me llamo Melina Otal. Nací en 1991 y trabajaba como diseñadora en una empresa cotizada. Mi querido se llamaba Mateo Rubio. Era un año mayor que yo, y era un empresario que poseía una compañía con un beneficio mensual de decenas de millones. Llevábamos cinco años casados, durante los cuales llevábamos una vida feliz y próspera, y lo único que lamentábamos era no haber tenido hijos.
  • Para cumplir el deseo de mi madre, mi querido adoptó a nuestra hija de cinco años en contra de los deseos de su familia, a la que llamaron Abril. La compañía de mi hija y la consideración de mi querido aliviaron mi dolor por no tener un hijo propio. Fue así como asumí que mi vida continuaría en la felicidad, si no fuera por ese fatídico día…
  • —Meli, ¿no crees que Abril está creciendo y se parece más a Mateo? —Al observarla tomándose una foto con el pato amarillo en el parque, mi amiga Isabel Medina lo dijo con una expresión severa.
  • —Es cierto. —Me deshice de su comentario junto a mis sentimientos de celos. —Mateo comparte un profundo vínculo con Abril que trasciende la línea de sangre. Además, pasan mucho tiempo juntos, y mientras las parejas crecen para parecerse, lo mismo ocurre con el padre y la hija.
  • Sin embargo, Isabel me miró fijamente a los ojos mientras hablaba en tono acusador:
  • —Si es así, ¿por qué no se parece a ti en absoluto?
  • —¿Qué quieres decir? —Un ceño fruncido llevaba la miraba con mucho desagrado.
  • —Meli, rara vez he ido a tu casa desde que te casaste a pesar de ser tu mejor amiga, pero alguien más parecía estar usando tu casa como si fuera su propia casa, ¡todo el tiempo tratando a tu hija como si fuera su hija! Mientras que Abril sólo tiene un padre, tiene dos mujeres haciendo el papel de su madre, ¡así que por supuesto que no se parecería a ti!
  • Lo que trató de transmitir me sobresaltó antes de que me levantara de mi asiento con rabia.
  • —¿Qué significa esto, Isabel? Sé que nunca te ha gustado Diana , ¡pero también es mi amiga! Está embarazada, pero su novio no quiso casarse con ella, así que es normal que me visite más a menudo debido a su estado mental. ¿Por qué crees que tiene malas intenciones? ¡Diana trató bien a Abril y a mi suegra porque me ve como una amiga! No es como crees.
  • Mientras Isabel se quedaba con la boca abierta como si tratara de explicarse, me di la vuelta para irme con Abril a mi lado, ya que estaba demasiado enfadada para escuchar su explicación.
  • ¡Sí que había interpretado mal a Isabel! Solía pensar que era un alma bondadosa a pesar de su antipatía por Diana , pero ahora…
  • En cuanto atravesé la puerta de mi casa en un arrebato de ira, Mateo se acercó a mí para cargar a Abril en sus brazos antes de besarla en la mejilla. Luego me preguntó con preocupación:
  • —¿Por qué tienes un aspecto tan sombrío?
  • —¡Todo es culpa de Isabel! No entiendo por qué le cae tan mal Diana .
  • Una sonrisa floreció en su rostro.
  • —Querida, no todo el mundo es tan amable como tú. Tanto yo como Diana venimos de un pueblo rural pobre, así que es normal que Isabel nos desprecie.
  • —Pero…
  • —No te irrites. En lugar de eso, pasa menos tiempo cerca de ella en el futuro. Hoy has trabajado mucho, así que descansa un poco mientras yo juego con Abril. —Mateo me dio un pellizco en la cara—. No estás tan guapa cuando te enfadas.
  • Le hice un gesto con la cabeza antes de sentarme en el sofá para verlos jugar, pero no podía quitarme de la cabeza lo que había dicho Isabel, lo cual me irritaba. Aunque confiaba en que Mateo nunca me traicionaría por lo bien que me trataba, quizá Isabel tenía razón. Él era guapo y rico, así que quizás debería esforzarme más en nuestra relación.
  • Al parecer, al notar mi mirada, Mateo levantó la suya para mirarme antes de preguntar con una sonrisa:
  • —¿Qué pasa?
  • Como por una curiosa coincidencia, dije distraída:
  • —¿Qué piensas de Diana ?
  • A pesar de su leve asombro ante mi pregunta, contestó después de meditar:
  • —Es una mujer agradable, y aunque quería presentarle a un joven de mi compañía, es una pena que se la hayan llevado.
  • Exhalé un suspiro de alivio al escuchar lo que decía, pero Abril replicó antes de que pudiera decir nada:
  • —¡No me gusta la señorita Presta! ¡Estaba constantemente hablando mal de mamá junto con la abuela! ¡La abuela incluso dijo que echaría a mamá para que la señorita Presta se convirtiera en mi madre!

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.