Ámame. Y quédate a mi lado de Carla Calderón

Ámame. Y quédate a mi lado de Carla Calderón

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Vaya vaya, cómo has crecido de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con la historia de Raquel, una joven periodista a la que le encargan entrevistar al guapísimo actor de moda Manuel Beltrán.

Cuando surge la magia entre dos personas, el único que manda es el corazón. Lo que comenzó como una entrevista se convertirá en un tremendo asedio al corazón...

DESCARGAR AQUÍ


Ámame. Y quédate a mi lado de Carla Calderón pdf

Ámame. Y quédate a mi lado (Serie Nadie más que tú 2) de Carla Calderón pdf descargar gratis leer online

El dolor de la separación…

Un reencuentro inesperado…

¿Podrá la magia de la música hacer renacer un gran amor?

 

Enamórate de la serie Nadie más que tú.

Mientras Valentín recorre las calles de París bajo lo que sospecha, es un código secreto que Tomás le dejó, una antigua amiga y cantante de pop reaparece en su vida para ayudarlo con la búsqueda. Sus dudas comienzan a acrecentarse, ¿Quién mató a Tomás? Es la pregunta que no para de rondar por su cabeza. Valentín no sabe que alguien más sigue sus pasos, y cuanto más se acerque a la verdad, más lejos estará de volver a ser quien era.

Sin noticias de Valentín, y dolida por su último encuentro, Bella decide dejar su pasado atrás, de la mano de Rebeca como su nueva representante y de Nina como su asistente personal, emprende una gira nacional. Su música comienza a sonar en las radios de los argentinos, la gente tararea sus canciones y los medios comienzan a hablar de la nueva promesa de la música. Bella comienza un nuevo camino hacia la fama, llena de ideas y proyectos de los que Valentín, se juró, no será parte.

Pero la dirección de sus destinos volverá a dar un giro cuando tengan que volverse a juntar bajo las luces del escenario. Ya no serán los mismos, y deberá sonar mucha música para recordar qué los unió alguna vez.

«Podía sentir las notas musicales flotar en el aire, entraron por sus oídos y se colaron tristemente en su corazón. No necesitó girar para saber que eran sus manos las que estaban en el piano».

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.