Danzando sobre los árboles

Cuando el cariño no llega a primera vista… a ocasiones solo hay que contemplar nuevamente para que aparezca.

Y es que Julieta estaba atravesando por un mal tiempo, malo de verdad, puesto que trataba de igualar su carrera diaria tras una grave frustración que acababa de padecer hacía poco.

Justo en memorial de ese océano de impresiones y almas en los que se encuentra totalmente inmersa, encontrará al joven Mark, un chico que tiene la inteligencia de hacerla tener remordimientos más tranquila.

Juntos disfrutarán de los pequeños gozos de la biografía y de la sexualidad en prometida como en absoluto lo habían inventado.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.