EL DEMONIO ENTRE LAS PIERNAS PDF

Marta se enamoró, siendo una pupila, del prelada de su poblado. Creyó que ese flechazo se diluiría con el escalón del momento, empero, como decía la abuela, “el apego, cuando es verdadero, no se carencia, se acrecienta”. Siguiendo los dictados del alma, que es el único que conoce el trayecto verdadero, regresó años luego, convertida en una parienta de enseña y dispuesta a desalentar las Murallas de Jericó.

¿Podrá el cariño hostilizar contra la convencimiento más profunda? ¿Podrá engarrar con todo un país y sus amarguras?

[amazon_link asins=’1549640747′ template=’ProductGrid’ store=’investymister-21′ marketplace=’ES’ link_id=’b2edaaf0-ce38-11e7-8e8b-a19354b02d48′]

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.