Entre el Cielo y el Infierno de Rafael Salcedo Ramírez

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Y si lo probamos...? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Entre el Cielo y el Infierno de Rafael Salcedo Ramírez pdf

Entre el Cielo y el Infierno de Rafael Salcedo Ramírez pdf descargar gratis leer online

Julián de la Santa Cruz, un conquense de veintisiete años recién cumplidos abrió los ojos a una nueva jornada, por lo demás como cualquier otra, sin tener nada más importante en su pensamiento que comprobar el resultado de unas oposiciones a las que hacía unas fechas se había presentado; si bien tenía que reconocer que, siendo la tercera oportunidad que lo intentaba, no albergaba demasiadas esperanzas de que hubiese superado la barrera que le permitiría contar con un porvenir, al menos, con más estabilidad y mejor remuneración que el obtenido con el trabajo que desarrollaba en la actualidad, el cual consistía en ser un mero administrativo en la sucursal extrarradio de una compañía aseguradora.

Julián era un chico vulgar, con una vida vulgar y, para redondear, una expectativa de futuro aún más vulgar ateniéndose a su cotidianidad, la cual pasaba por dejar indolente que las hojas del calendario se sucedieran y su existencia ardiera lenta, pero inexorable, en medio de un tedio en el que había caído por pura melancolía; relacionada ésta con su propia percepción de que el destino le había deparado un puesto en el orden de los vivos muy por debajo de sus fantasías juveniles.

Y no hacía tanto de esto, por cuanto el término de los estudios universitarios parecía que acababa de culminar y con un grado de satisfacción mayúsculo por su expediente académico, cuajado de matrículas de honor, con un doctorado en Economía Aplicada que a su edad era un logro excepcional.

No obstante, para él aquello poco le sirvió más que para aceptar ese puesto reservado a mediocres en el que moraba a duras penas, rechinando los dientes cada vez que sus pies traspasaban el umbral de la oficina que, conforme a su visión particular de la realidad, constituía una cárcel temporal en la que purgar pecados pasados e inconfesables que, sin embargo, no pasaban de inocuas travesuras de chavalillo y algún que otro sacapuntas afanado en cualquier gran almacén y disimulado en su propia boca con tal de que no le pillasen en semejante crimen.

Caracterizado por unas convicciones religiosas profundas y sin sospechar Julián nada en ese arranque de otra jornada más, el destino -fuese por sí mismo o quizás coaligado con otras fuerzas que intervienen caprichosas en el devenir de los tristes mortales como él- estaba decidido a someterle a una cruel prueba de fuego poniéndole en un brete, acosándole de manera tan insidiosa para medir su resistencia ante otras adversidades no tan benignas, como las soportadas hasta ese momento, y que procurarán su desesperación hasta hacerle perder el sentido de la vida y, subiendo el listón, hasta su propia existencia.

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.