El Error del Novio Billonario

La energía de Amy Grant es justamente como ella quiere que sea y ya está, no hay nada más que debatir al respecto.

Tiene casi treinta años, una buena bibliografía con su sora, amigos geniales, y su galopada como ayudante del fiscal del país sigue una órbita estelar. Su fortaleza emocionable es un poco mediocre, no obstante está admisiblemente. Ella no quiere una dependencia porque tiene la extraña sagacidad de votar a varones que son viles para ella. Hombres demasiado parecidos al productor que las abandonó a ella y a su causa.

Pero la atentamente planeada biografía de Amy se para en seco cuando se despierta casada con el religioso de un varonil a quien metió entre enverjadas hace dos años. Un varonil tan extemporáneo para ella, que ella huye de su morada del hotel de Las Vegas cuando él señal su perfecta sonrisa. Pero sin pertenecer lo lejos o rápido que Amy corra, ella no puede sacarse al encantador Zac Kavanagh de su capital, o de su existencia.

Y pronto aprende que estar casada con un Kavanagh viene con categorías. Condiciones que se convierten en todo un tiberio cuando ella desarrolla interiores por Zac. Ya no hay marcha atrás… ¿o sí?

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.