Furias Enamoradas de Laura Cruz

Furias Enamoradas de Laura Cruz

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Hay momentos que deberían ser eternos de Megan Maxwell 

Una emotiva historia que nos enseña que el mejor viaje de la vida es el amor.

No te la puedes perder. Hay momentos que deberían ser eternos, la nueva novela de Megan Maxwell, llenará tu corazón de emociones y te hará sonreír con esas pequeñas cosas que convierten la vida en algo maravilloso...

DESCARGAR AQUÍ


Furias Enamoradas de Laura Cruz pdf

Furias Enamoradas: Colección de 3 Novelas de Romance y Erótica Intensa de Laura Cruz pdf descargar gratis leer online

Estás frente a una colección que incluye 3 libros escritos por Laura Cruz.
A continuación te dejo las descripciones de las obras:

Dragón Cautivo: Romance y Fantasía con el Cambiaformas
Eorias fue antaño un hombre formidable.
Un campesino que forjó un ejército.
Un hombre que doblegó un reino.
Un mortal que asesinó a un dragón.

Pero ser un héroe supone un sacrificio.
Siempre debe haber un dragón.
Siempre debe haber un Señor del Fuego.
Matar a un tirano… implica convertirse en uno.

Todos dieron por muerto a Eorias.
Todos menos Aeryn, la princesa.
Eorias la había salvado…
… y con ello, había muerto.

O eso creían todos.
En el exilio, Eorias seguía existiendo.
Como el Dragón. El Señor del Fuego.
El tirano.

Y si volvía… sólo quedarían llamas.
Pero… ¿y si Aeryn le buscaba a él?
¿Y si le encontraba?
¿Podría aún salvar su alma?

Corsario: Romance Canalla y Sexo con el Pirata
María nunca había surcado los mares.
Una joven noble, de alta cuna.
Siempre protegida. Siempre encerrada.
… y siempre deseada.

En resumen: Un buen botín.
Algo que merecía la pena robar.
Tomar… Raptar… Secuestrar.
Ahí entraba en juego Jack Narrow.

Uno de los piratas más temidos del mar.
Y aún así… uno de los más respetados.
De los más celebrados… y deseados.
Su nueva presa: María.

Pero, ¿qué haría una vez la tuviera?
¿Venderla? ¿Usarla como moneda?
¿Ceder a ella?

CAMPEÓN: Princesa Enamorada Destrozada y Protegida por el Gladiador
Sayla no era jovencita para Mephisto.
Sayla era la princesa.
Joven, virgen, inocente.
Mephisto era EL gladiador.

La leyenda. El mejor.
La bestia. El imparable.
Un salvaje. Un asesino.
O eso se hacía creer…

Mephisto era, en realidad, Aylon.
El guardián del Rey.
Hasta que miró a su hija con lujuria…
Y nadie miraba a Sayla con lujuria.

Terminó como esclavo…
… y llegó hasta la cima.
Hasta Sayla, de nuevo.
Pero…

¿Podría ganarse su libertad?
¿Podría ganarse a Sayla?
¿Y… podría sobrevivir a ello?
¿Aunque la consiguiese?

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.