La chica de lentes de Galo Granja

La chica de lentes de Galo Granja

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Vaya vaya, cómo has crecido de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con la historia de Raquel, una joven periodista a la que le encargan entrevistar al guapísimo actor de moda Manuel Beltrán.

Cuando surge la magia entre dos personas, el único que manda es el corazón. Lo que comenzó como una entrevista se convertirá en un tremendo asedio al corazón...

DESCARGAR AQUÍ


La chica de lentes de Galo Granja pdf

La chica de lentes : Una aventura a través de mis ojos y su vida. de Galo Granja pdf descargar gratis leer online

Prólogo
Las relaciones humanas son extrañas. Yo lo sé. Lo sé porque lo he aprendido del modo difícil y ahora los recuerdos parecen cristales rotos. Sin embargo, me parece curioso que luego de todo lo sucedido siga creyendo que lo ha valido. Eso se debe a que ahora todos esos cristales punzantes componen un vitral de vibrantes colores. A través de ellos, soy capaz de volver a ver el pasado que compartimos con la distorsión de la comprensión y algo de lástima, ya que durante todos aquellos años, siempre existió una parte de Andrés que jamás me fue entregada hasta ahora.
Puede que si lo has conocido, sepas a qué me refiero, pero si no es así, te ruego que te quedes porque, al final, sigue siendo una historia de amor. Aquella única cosa que puede cambiar la percepción del mundo que tiene cada criatura. Este lo cubre de un velo e impide que vea las cosas con claridad al punto de que ni siquiera sabe cuándo ha sido puesto ahí, solo siente que le mantiene atada, obligada a responder su llamado. ¡Y lo peor es que te vuelve adicto! Porque una vez que comienzas a necesitarlo, solo vives para devorar las migajas con voracidad. Andrés supo esto mucho antes de que yo llegara a su vida. Quizás, demasiado pronto. Siempre a la deriva, siempre corriendo el riesgo de morir de hambre al día siguiente a causa de un malentendido o desintoxicarse por una decepción inesperada.
Pero no lo culpo. Solo era un humano más, otra víctima que conoció la sensación más hermosa y su marchitación. Y continuó con su vida como yo tendré que hacer ahora con la mía.
Con todo esto, quiero decir que nada me preparó para lo que encontré en aquella caja porque aunque muchos hablan de los principios, pocos lo hacen del proceso y mucho menos del final. Ni hablar de lo que sucede después.
Quisiera decir que esta historia es mía, solo mía. Pero no lo es. Le pertenece a él. A él y a aquella mujer de las fotografías. La chica de lentes.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.