La fantasía de un hombre

Todo el orbe hacía siempre lo que North Black deseaba… todo el globo aparte ella.

Y era exactamente Melody Goods la cabeza que él más quería con permiso controlar.

No podía jubilar de su mente el regalo de su legendario bombeo mondo y de la única indeterminación que habían acompañado.

Ella se había escabullido de su piltra con la limpieza intacta y, entretanto se había consagrado a recorrer por el cosmos, el apetito que North sentía por ella no había realizado nada más que estirar.

Ahora que Melody había doblado a Texas y que parecía desearlo del mismo estilo que él a ella, a North le resultaba cada ocasión más difícil actuar la palabra que se había actuado a sí mismo de anclarse soltero para siempre…

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.