Las Vegas, Baby: Enamorada del jefe de Amelia Gates

Las Vegas, Baby: Enamorada del jefe de Amelia Gates

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Las Vegas, Baby de Amelia Gates pdf

Las Vegas, Baby: Enamorada del jefe de Amelia Gates pdf descargar gratis leer online

Se suponía que me iba a casar en unas semanas, pero cuando mi prometido se hace viral en Tiktok por tirarse a una stripper la noche de mi despedida de soltera en Las Vegas, mis planes cambian….

Estoy furiosa.
Enfadada.
Con más rabia que nunca. Sin embargo, me enfado aún más cuando encuentro a un extraño en mi habitación de hotel. Mi primer instinto es llamar a seguridad, pero con un segundo vistazo le reconozco. No es mi prometido, pero hubo un tiempo en que pensé que podría llegar a serlo.

Fue hace años, pero ver a Jace, aquí y ahora, resucitan todos esos sentimientos de aquel entonces. Junto a la venganza que se está gestando en mis entrañas, no es difícil permitirle saborear mis labios y tomar partes de mi ropa hasta que ya no quede nada de lo que despojarme.

Hay una parte de mí que sabe que esto no es más que sexo por venganza, pero también hay otra que necesita entender cómo es que sabía dónde encontrarme, y, sobre todo, por qué me ha buscado ahora, después de tanto tiempo.

Cuando nos separemos la mañana siguiente, no espero a tener la oportunidad de preguntarle. Tampoco espero volver a verle.

Jace sigue con su vida y yo sigo con la mía. Ningún compromiso, nuevo trabajo, nuevo yo. Ese es el plan, un plan que ciertamente no incluye un bebé…

Excepto que las cosas se complican aún más cuando aparezco en mi nuevo trabajo y descubro que el maldito Jace es mi nuevo jefe. Mi sensual y ególatra jefe, cuyos sentimientos y atracción hacia mí siguen ardiendo bajo la superficie.

Pero todo eso cambiará cuando descubra que estoy embarazada de él. No es un secreto que pueda guardar para siempre. ¿O sí?

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.