Leer Gratis Salvadores Duros: Colección de Tres Novelas Románticas con Padres Solteros y Mafiosos de Tatiana Garcia

Leer Gratis Salvadores Duros: Colección de Tres Novelas Románticas con Padres Solteros y Mafiosos de Tatiana Garcia

Cavernícola: Romance con el Vecino y Padre Soltero
Bruno parece el hombre perfecto. Alto, guapo, atlético, padre soltero y un auténtico manitas que se gana la vida como carpintero y mecánico. Además, es mi nuevo vecino. Bueno, él y su hijo, que difícilmente llegará a los 7 años.
De lejos parece el partido perfecto, la clase de hombre que en la universidad hubiera tenido a todas las animadoras detrás, muriéndose por sus huesos.
Sin embargo, Bruno es un cretino integral. Un alma atormentada sin modales. No podía soportarlo, y lo quería cuanto más lejos mejor, hasta que llamaron a mi puerta los problemas de mi ex-novio, el cual, al parecer, debía dinero a los rusos equivocados.
Estaba muerta de miedo, ante tres gorilas de 2×2 metros en mi puerta. Pero más al ver a Bruno volver del trabajo y, sin mediar palabra, agarrar a uno de los tipos y tirarlo por las escaleras. Los otros dos no acabaron mucho mejor.
Hablamos. Hablamos más, y más. Me sentía en deuda con él, así que acepté quedarme con su hijo mientras él trabajaba. Y así, poco a poco, comencé a conocer al pequeño y a Bruno. Sería otro bruto de 2×2, pero parecía importante, y a cada conversación parecía un poco menos cretino y más… dulce.
Aún así, sabía que no me convenía. Pese a su instinto por protegerme, y lo j*didamente sexy que pudiera parecerme, Bruno equivalía a problemas. Por otro lado… no es como si no tuviera ya problemas, considerando que había una mafia pidiéndome el dinero de mi ex.
Poco a poco comprendí que Bruno tenía sus propios problemas de los que ocuparse, sus propias razones para comportarse como lo hacía, y así, poco a poco, fui enamorándome como una tonta sin remedio…

Tío Duro y Padre Soltero: Romance, Pasión y Acción con el Motero Criminal
Cometí un error, a pelo… y nueve meses después recibí la alegría de mi vida.
Su madre es, bueno… la hija de mi peor enemigo, el líder local de la mafia rusa. Me gano la vida haciendo cosas por las que podría ir a la cárcel, sino algo peor, así que su madre no tenía otra opción; entregarme a la niña o darla por muerta a manos de su propio abuelo.
Era imposible decirle que no a aquella criaturita. Así que aquí estamos.
Ahora soy un padre soltero… además de un criminal, y mi hija se ha convertido en un halo de luz en este mundo oscuro en el que vivo.
Sin embargo, todo cambia cuando ella aparece en mi vida.
Había decidido cambiar. De día tenía un trabajo normal, amigos, y hasta una vida. De noche, por supuesto, seguía trabajando para la banda de motos. No había salida del club, aunque una parte de mí prefería una vida… normal.
Ella no sabía quién era en realidad. Qué hacía en realidad.
No sabía de la cazadora de cuero, la pistola en los pantalones o la Harley Davidson.
Pero tuvo que enterarse, cuando mis enemigos, mis demonios, vinieron a por mi hija.
Ahora, de repente, tengo que tomar las decisiones más importantes de mi vida.
¿Cómo salvar con mi hija? ¿Qué hacer con la mujer a la que amo?

Rescatada: Romance y Acción entre la Virgen y el Mafioso
En cuanto la vi había quedado completamente a su merced. Mi trabajo era simple; mantenerla a salvo y llevarla a manos de su prometido. Dos millones por semejante preciosidad. Me parecían pocos considerando que yo daría el mundo entero. Saber que mi trabajo es entregarla a manos de otro hombre, saber que va a ponerle as manos encima hace que quiera reducirlo todo a cenizas. La pregunta es, ¿quiero arriesgar absolutamente todo para liberarla? Joder, sí. Claro que sí.

LEER GRATIS ⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇⬇

Este libro está disponible en Amazon y más de un millón de títulos más los puedes leer gratis a través de "Kindle Unlimited" haciendo clic AQUÍ y registrándote en el programa. Sólo te llevará un par de minutos y es ¡GRATIS! leer gratis online

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.