Maldito seas, highlander de Ella Valentine

Maldito seas, highlander de Ella Valentine

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Maldito seas, highlander de Ella Valentine pdf

Maldito seas, highlander de Ella Valentine pdf descargar gratis leer online

¿Es posible escapar de la irresistible fuerza de la atracción?

Me llamo Chloe Graham y dejé de creer en los finales felices el día que mi madre murió y tuve que asumir la tutela de mi hermano pequeño, ahora convertido en un adolescente huraño y conflictivo.

Tampoco creo en las princesas encantadas. Al menos, yo no lo soy. Me considero una mujer moderna, fuerte, independiente, capaz de salvarse a sí misma.

¿Y los cuentos de hadas? Solo son eso: cuentos. La vida es otra cosa, aunque yo no me quejo de la mía. Soy estilista en una de las revistas femeninas más importantes del país y tengo como mejor amiga a una mujer maravillosa a la que quiero como una hermana.

Lo confieso, soy escéptica en muchos aspectos y, como no podía ser de otra manera, también lo soy en el amor. No busco príncipes azules ni caballeros de brillante armadura. Yo lo que busco es un hombre que me empotre contra una pared y me haga ver las estrellas.

Mi lema en la vida es huir de las complicaciones. ¿El problema? Desde que mi mejor amiga se casó he sido adoptada por su familia política, los MacKinnon. Y no es que los MacKinnon supongan un problema por sí mismos. Al contrario. Son geniales. Son dueños de uno de los bufetes de abogados más prestigiosos de la ciudad y son tan populares que todo el mundo se dirige a ellos como Los highlanders de Nueva York, por su origen escocés. El problema tiene nombre propio, se llama William MacKinnon y me vuelve loca.

William MacKinnon es serio, formal y sexy. Se sonroja con mis provocaciones y me hace sentir segura y en casa cuando estamos juntos. William MacKinnon es el problema porque desde que nos vemos forzados a pasar tiempo juntos he empezado a creer en los finales felices y ese es un lujo que no puedo permitirme.

Mi misión a partir de ahora: ignorar la atracción que ese maldito highlander ejerce sobre mí. ¿Seré capaz de conseguirlo?

Adéntrate en la tercera entrega de Los highlanders de Nueva York, una novela fresca, sexy y divertida que leerás en un suspiro.

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.