Más que amigos de AbporWriter23

Más que amigos de AbporWriter23

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Y si lo probamos...? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Más que amigos AbporWriter23 novela pdf

Más que amigos de AbporWriter23 pdf gratis descargar leer online Miniread

Las relaciones entre amigos, son dificiles… sin embargo, lo son más cuando hay sentimientos de por medio ¿o no?

Realista
De la amistad al amor
Amor de la infancia
Adolescente
Ricos
Colegiala
Chica buena
Emocioanl

Capítulo 1: La propuesta

  • Un mensaje. Dos mensajes. Tres mensajes.
  • Exasperada tomé mi móvil y abrí un ojo fijándome en los mensajes de Danna, bufé dejándolo en la mesilla sin prestar atención, sumergiéndome en las cobijas.
  • Un mensaje. Dos mensajes. Llamada.
  • – ¡Joder! Que quieres. Trato de dormir – Chillé al descolgar.
  • – Que genio. No se te olvide que soy mayor que tú cuatro meses – contestó
  • Rodé los ojos.
  • – No se te olvide que soy más… baja que ¿tú? – enarqué las cejas negando. Que defensa, Isabella. Que defensa.
  • – Eso no lo discuto, bella – rio – levántate, estoy en diez en tu casa – afirmó colgando antes de que pudiera contestar.
  • Quité las cobijas de mi camino y a regañadientes me dirigí al baño.
  • Despues de una ducha rápida, sequé y cepillé mi cabello, dejándolo en un cebollín alto, un poco desordenado.
  • Tomé de mi armario unos shorts de mezquilla, esqueleto negro, leñadora blanca de cuadros negros y converses blanco.
  • ********
  • Al terminar de desayunar un vaso de leche y galletas con mermelada, salí a toda prisa chocándome con Aarón. Mi hermano mayor.
  • – Fuera de mi camino – empujé abriendo la puerta principal.
  • – ¿Otras vez tarde? – rio recargándose en el umbral diciendo lo último casi a gritos.
  • Danna, que estaba impaciente, hizo sonar el claxon tres veces más mientras corría a subirme al auto.
  • – ¡Adiós! – grité dando un salto al mismo tiempo que mi mejor amiga aceleró.
  • Tomé varias respiraciones.
  • – ¿Qué pasó? – pregunté de inmediato al fijarme que la chica rubia sostenía el volante con bastante fuerza, completamente callada.
  • – ¿Por qué lo crees?
  • Me giré a verla con obviedad – Dilo – ordené
  • Esta farfulló algo por lo bajo para mirarme unos segundos a través de sus ojos marrones.
  • – Te tengo una propuesta – dijo sin quitar la vista de la carretera.
  • – ¿De qué trata?
  • – Imagínate que conocí a un chico hace unas semanas. Cool, guapo e inteligente. Buen partido… – afirmó
  • Volví a ver hacia la ventana, cortándola – al grano.
  • – ¡Bien! – Gritó levantando las manos del volante – es muy majo, me agrada. Empezamos a salir anoche y quiere conocerte y yo a su mejor amigo. Con el fin de juntarlos. Os llevareis muy bien, lo juro, además también…
  • – ¡¿Qué?! – chillé volteándome a verla casi rompiéndome el cuello en el acto.
  • – Por favor, será divertido, os conoceréis todos, comeremos pizza y…
  • – No, Danna. No quiero tener algo que ver con un hombre y menos ¡salir con el! ¿Qué tal si es un psicópata que escapó de un psiquiátrico? ¡Moriría! – dramaticé moviendo los brazos alarmada.
  • Sé que no sucederá, sin embargo, si es la única manera de evitar que crea que iré, alabado sea el señor.
  • – No seas melodramática. Viene de reciente york, no de un psiquiátrico – murmuró estacionando el auto junto al de María.
  • – En reciente york también hay psiquiátricos… – afirmé en voz baja
  • Danna despues de apagar el motor se giró a verme – No irás ¿verdad?
  • Asentí – No iré, jamás. Lo lamento – murmuré saliendo del auto a su lado
  • – Vale. Nos vemos en el descanso – dijo emocionada saliendo a correr.
  • ¿De qué me perdí? ¿No se supone que debería estar triste porque no acepté? ¿No feliz como una lombriz?
  • ********
  • Las primeras horas pasaron volando, donde gracias a Dios no tengo que compartir clase con Danna. Al almuerzo, me dirigí a la mesa donde se encontraban ya sentadas mis amigas.
  • Me senté junto a María, mientras seguían hablando de cosas banales que les sucedieron el fin de semana.
  • – Chicas ¿ya les conté que ayer empecé a salir con un chico muy guapo que se llama Eliot? – dijo muy emocionada, por encima de las voces de las demás.
  • – Sí. Lo repetiste durante las dos primeras horas de clase – comentó María picando su espagueti, cayéndole un mechón de cabello castaño al rostro.
  • – ¡¡Yupi, Eliot es el nuevo adonis!! Alto, fuerte, inteligente y ¿Que más, Danna? – Preguntó con fingida emoción Malia –…idiota olvidé decir.
  • Danna por su parte, le lanzó una papa a la cara.
  • – ¡¡Ja!! Lo dice la chica que no para de idolatrar a su novio desde hace dos años y medio – retó
  • – Danna… – amenazó Malia.
  • De inmediato decidí hacer acto de presencia, lanzándoles papas a las dos.
  • – ¡¡Basta!! Parecéis unas bebes.
  • – Lo somos – dijeron al unísono sacando la lengua en mi dirección.
  • María por su parte, alzó la mirada de su plato.
  • – Además, recuerden que es mejor no tener que andar con chicos, te quitas un peso de encima y gigante ¿eh?
  • – Bueno, eso es porque a ti no te gusta que se te acerque algún hombre que no sea tu padre. Te aterrorizan – dijo Danna señalándola con una manzana.
  • – Así la vida es más simple ¡¡y feliz!! – alegó María buscando apoyo.
  • Alcé la mano, concordando con ella – es verdad. Miradme a mí. Soy muy feliz sin novio – comenté tomando un sorbo del jugo de María.
  • Ella me alegó de inmediato, pero me levanté llevando mi mochila al hombro.
  • – Es mi pago
  • – ¿Por qué? – enarcó las cejas
  • Salí corriendo despidiéndome con la mano – ¡¡Por apoyarte!!

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.