Mi Matrimonio. El tiempo entre Sex0 y Sex0.

Este es mi percance personal.

Esta es la jornada secreta de la que ninguna prometida se atreve a confesar, y por eso no leerás esto en ninguna otra parte.

Esta parte de una letanía es más intima que la misma confianza. Toma can tu protector. Aquí todos somos sigilosos.

He sentido rabia, desilusión, decepción, excreciones, desidia y mil cosas más a lo largo de esta posición que te contare a columna.

No he descubierto el coraje de referirse sobre esto abiertamente, aunque te lo compartiré ya ocultando mi verdadero renombre creyendo que subrepticio mi faz, sin embargo no mis corazones ni tampoco mi interior.

Esta situación ha señalizado mi existencia; te la comparto, te comparto la sede más humillante, frustrante y decepcionante de mi enlace.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.