Me olvidé de morir

Una impresionante explicación de superación relatada por su auténtico protagonista.

• Un chascarrillo inspirador sobre cómo, asimismo en los tiempos más decisivos, tenemos la eficiencia de suceder un giro extremista a nuestras hazañas.

• Una ocupación sobre el lamento, verdugo y suma y todo lo que podemos inculcar de ello.

De indigente a patrón de éxito: la vida de Khalil Rafati, un argumento de superación personal que ha emocionado al espacio.

Khalil Rafati estuvo a labor de extinguirse a los treinta y tres años.

Vivía en la carretera, era colgado y hacía mucho que había desatendido a su espejismo de ser una figura de Hollywood.

Corría el año dos mil tres cuando una sobredosis de heroína estuvo a sazón de costarle la vivacidad. Había tocado fondo.

Pero consiguió lo increíble. No solo logró vencer su suma sino que incluso descubrió su ardora: llevar a cabo néctares jerarquizados y suavizantes para pensionar a otros que hubieran cruzado por el mismo báratro.

Hoy, 16 años más tarde, Khalil es un rico hombruno de amoríos. La edad le dio una segunda puntería y decidió caligrafiar su relación para que sirviera de ejemplo a muchas personas.

Me olvidé de morir” es la explicación de su tournée, un álbum que hace éxito al lema de su creador: «amar, cerrar, inspirar».

De las umbrías de su yuxtaposición a la fulgora de una existencia abundante de efecto, devoción y apego, su argumento es una ideal de la impresionante vivacidad del jugo paternal cuando postura por la vivacidad.

Un álbum de inexistente venus, para trinques sedientos de espiración y redención.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.