Muchos apellidos y yo solo quiero a un vasco de Patty McMahou

Muchos apellidos y yo solo quiero a un vasco de Patty McMahou

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 7. Atrévete a retarme De Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con la séptima entrega de la famosa saga «Las guerreras Maxwell».

Sin duda te llegará al corazón. Descubre, con esta nueva entrega, cómo los retos acaban dando paso a nuevas oportunidades...

DESCARGAR AQUÍ


Muchos apellidos y yo solo quiero a un vasco pdf

Patty McMahou

Sé el primero/a en valorar este libro
Editorial: Esencia
Temática: Novela romántica | Erótica
Novela romántica | General novela romántica
Novela romántica | Novela Romántica contemporánea
Erótica
Novela contemporánea
Colección: Comedia erótica
Número de páginas: 304

Sinopsis de Muchos apellidos y yo solo quiero a un vasco:

Descubre con esta comedia romántico-erótica que cuanto menos te obsesiones con algo, antes sucede.

Recién divorciada y con un hijo, Alina nunca encuentra el momento de dar un giro a su vida, ni siquiera de divertirse.

Junto a sus peculiares amigas, Elena e Irache, crean una empresa de lo más particular y, además, se abre una cuenta en una red de ligues. Ella, que solo buscaba una noche de sexo sin compromiso en la que desatar sus instintos más básicos, encuentra, sin quererlo, a Ander, un atractivo médico vasco que se cuelga de ella desde el primer instante.

Entre mentiras, medias verdades, venta de ropa interior usada, una madre vasca y un amor imposible, Alina se adentra en una historia de amor muy de película con el convencimiento de que las cosas no van a ir nunca bien.

No te pierdas esta divertida novela en la que al final lo único que vale es el amor, ¿o no? 

SOBRE LA AUTORA DE MUCHOS APELLIDOS Y YO SOLO QUIERO A UN VASCO

Patty McMahou

Yo nací y no había nadie en casa. En ese momento mi madre estaba comprando y cuando regresó ¡me echó tal bronca…! Bueno, no fue realmente como el maestro Gila lo contaba, pero pasó algo parecido. Esta pobre que os escribe vino al mundo en un momento en el que su madre casi no la esperaba, ella tan tranquila y, ¡hala!, aparecí yo hace bastantes más años de los que me gusta recordar.

Desgraciadamente, dicen que la edad es un grado, pero a mí los únicos grados que me gustan son los del verano y los de la cervecita helada que te sirven en el chiringuito. En ese orden.

Nací y crecí. Me casé y procreé. También por ese orden.

Y de mayorcita, antes de casarme y procrear, los dedos ya les daban a las teclas de manera incontrolada. Algo así como la escritura automática, pero sin poseerme ningún espíritu. Por lo tanto, lo de poner orden y sentido a las letras, las palabras y las frases, y conseguir que se entiendan, es algo que llevo haciendo mucho tiempo (aunque me daba vergüenza admitirlo).

No hablaré de qué hago, dónde vivo u otras cosas, no vaya a ser que el libro no os guste y deseéis venir a devolvérmelo, o algo peor. Pero si buscáis mi nombre en el listín telefónico, aparezco por la M de McMahou.

Por lo tanto, aquí me hallo, me encuentro y creo que soy. Espero no perderme. Y que dure.

POR QUÉ LEER MUCHOS APELLIDOS Y YO SOLO QUIERO A UN VASCO

  1. La novela tiene un estilo muy actual, natural, fácil y agradable de leer.
  2. La protagonista, divorciada y madre de un niño, trata de conciliar su vida laboral con la familiar y conseguir una nueva pareja.
  3. Narrada con un lenguaje ágil y sencillo.
  4. Las escenas eróticas son explícitas, muy adecuadas para el público de romántica y erótica.
  5. La trama romántica se combina con otra de amistad y solidaridad femenina. Hay superación personal y laboral, erotismo y humor.
  6. El choque de culturas entre la madrileña y el vasco funciona muy bien.
  7. Una novela muy adecuada para las amantes de las comedias románticas de enredos muy del estilo Ocho apellidos vascos o Allí abajo.

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.