Piel Roja, Piel Blanca

En un cosmos inculto, en el que varones y esposas viven en paz con la natura y todo fluye en conformidad, la joven Miakoda Hija de la Luna se esfuerza para respetar con su deber: convertirse en la sanadora de la cabila de los Yankton y así ser la mensajera de la gran Maka, la Madre Tierra, sin saber que el equilibrio de su lugar, que el gol que anhela capitanear, tiene los trayectos contados.

Mientras tanto, Chogan Pájaro Negro es arrancado de ese mismo continente en el que vivía cerca de su cabila, los Chippewas, para ser arrastrado a las frías creaciones de Inglaterra.

Convertido en esclavo de la noble parentela Dundrenan, el guerrero indio será sometido a los gustos de la despótica Lady Mariam, la hija del Conde.

Allí conocerá a la ingenua Olivia, una chica ineficaz de inventar con la independencia, no obstante llena de elasticidad y valor.

La ansia del viril inmaculado vuela con alas rápidas…

Arrastradas por su anticipo, las vivacidades de los protagonistas, aparentemente paralelas, chocarán fuertemente.

La saliente América, recién invadida, se estremecerá con el choque de dos culturas refractarias, en una cruenta cruzada sin prestigio.

En el eclipse de un universo condenado, la borrasca y el culto, la desintegración y la simpatía, la vesania y el heroísmo, se unirán en esta saga la coral de fulminante ritmo profundo y personificado, adonde nada es lo que parece y todo está aunado por los brujos cordoncillos del hado.

La agente cabalga entre la emotividad de las soras Brontë y las aventuras de Zane Grey, creando una vida única que perdurará en la tesis mucho espacio posteriormente de ser ojeada.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*