REGALOS CRUZADOS

Sorpresa, sorpresa…

Paco y Lola era una pareja en gran medida tolerante, les encantaba observar noticias de muchas cosas, los utensilios sensuales y el amor bien zascandil a ambos.

Se acercaba un jubileo y Lola le preparaba a Paco una sensación que lo dejaría sin voces sin lugar a dudas.

Lo tenía todo conspirado.

Comerían en un bohemio ambigú realizado de buena música y ración exquisita.

Luego irían por un par de combinados y por último a su hotel predilecto, donde inmediatamente ella le presentaría las reservaciones.

Sin embargo, el legado no era únicamente eso, Lola había inquirido muchedumbre para utilizar; harían un rico trio.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*