Rescatada por el jeque

Ambos han experimentado en el pasado y ocultan profundos secretos, y no están prestos a que vuelvan a hacerles perjuicio.

Para bardar el trono, el jeque Aziz al Bakir necesitaba a alguien de espontaneidad con el término de que se hiciera superar temporalmente por su pretendiente, que había huido.

Así que el fabuloso seductor ordenó a Olivia Ellis, su gobernanta de llaves, que aceptara el papel.

Olivia creía que Kadar era el bloqueo ideal para achantarse, no obstante la empleada del jeque la haría fin del escrutinio público.

Sin embargo, hasta eso sería más comprensible de sufrir que la intensa inspección de Aziz.

Este, insensible como sus remotos del añojal, eliminó sus cados, por lo que Olivia pronto se vería realizando el papel de reina en público y de amante en su litera.

ENLACES PATROCINADOS

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.