Su multimillonaria rusa de Altaf Hossan

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Un último baile, milady? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Su multimillonaria rusa de Altaf Hossan pdf

Su multimillonaria rusa de Altaf Hossan pdf descargar gratis leer online

Ocho años después

MIENTRAS todos los demás en la boda del día de Año Nuevo de Layla estaban bailando, bebiendo o relacionándose, Eva se paró en un rincón apenas iluminado en una alcoba cerca del baño del primer piso de la Mansión Sinclair, enviando mensajes de texto con Aaron, el amor de su vida.
¿Cuando vendrás a casa?
Pronto, dulzura. Regresare mañana.

Bueno.

No dijo: «Te extraño». Nunca había sido de las grandes demostraciones de afecto, pero el hecho de que le enviara mensajes de texto en lugar de jugar un videojuego o ver un programa de televisión sin sentido, como solía hacer cuando ambos estaban en casa por la noche, significaba que la extrañaba. mucho. Aun así, a Eva le gustaba escuchar las palabras, así que envió un mensaje de texto: » Te amo».
«También te amo.»

Eva suspiró y bajó el teléfono, sintiéndose nuevamente culpable por haberlo dejado en Texas durante las vacaciones para asistir a la boda de Layla. Ella lo habría traído, pero las bodas realmente no eran el escenario de Aaron. Detestaba llevar traje y tener que estar de pie mientras ella charlaba con personas con las que no tenía mucho en común.

Pero no podía simplemente saltarse la boda. Layla y ella se conocieron en una clase de resucitación cardiopulmonar, un requisito tanto para su maestría en trabajo social como para la licenciatura de Layla en fisioterapia. Y aunque no se conocían tan bien, Layla había demostrado ser un regalo del cielo cuando decidió dejar a Alexei. Puso a Eva durante las pocas semanas que le había llevado terminar el resto de sus horas de trabajo de campo de verano, para poder transferir sus créditos a la Universidad de Texas-Arlington y cursar el último semestre de su licenciatura en trabajo social allí.

Y Layla realmente había salido adelante durante el tiempo en que el padre de Eva todavía se negaba a hablar con ella debido a lo que había sucedido con Alexei. Había ayudado a Eva a averiguar el proceso de préstamo estudiantil y a instalarse en un apartamento. Más importante aún, Layla le había asegurado constantemente que todo estaría bien, incluso cuando Eva la llamaba en medio de la noche llorando por razones que nunca podría explicar por completo a su compasiva amiga.

ENLACES DE DESCARGA

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.