Una presencia ideal de Eduardo Berti

Una presencia ideal de Eduardo Berti

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Un último baile, milady? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Una presencia ideal de Eduardo Berti

Son médico, residente, enfermera, cuidadora, camillero, pero también esteticista, música, lectora…
En el hospital, uno tras otro, toman la palabra para contar sus encuentros con los pacientes y las familias que les han dejado huella, los lazos sutiles que han anudado con ellos, los dilemas a los que han debido enfrentarse. Con pequeñas pinceladas describen su vida cotidiana al cuidado de los cuerpos, sin olvidar las almas, de aquellos que les son confiados en el seno de esta unidad diferente de las demás. Ya que se trata de cuidados paliativos: los enfermos, aquí, no se curan, y quienes cuidan de ellos deben esforzarse en encontrar no la distancia ideal, sino la presencia ideal a su lado. Ellos tienen esta vocación singular: aliviar a quienes parten, consolar a quienes se quedan. Tratando con la muerte de muy cerca, Eduardo Berti alcanza, con una sobriedad ejemplar, a decir qué es la vida. Y ofrece, con este vibrante homenaje a los cuidadores, un magnífico retrato de la condición humana.

Críticas

«Eduardo Berti ha escrito un libro magnífico pues, más que las extrañas anécdotas que, no sin emoción, describen los protagonistas, la atmósfera que los envuelve posee una fuerza quieta que expresa lo esencial, es decir: el amor, el miedo, el remordimiento, el recuerdo, la ilusión (…) Su lengua no pertenece a un país sino a un campo cerrado en donde se atiende a los pacientes graves y se les ayuda a morir. Es un espacio de susurros, sin palabras, en donde se despliega por todos lados un silencio intenso».

L’Humanité»Podría ser siniestro, molesto, lúgubre, y es apasionante, instructivo, rebosante de vida y de humanidad. En esta novela constituida por breves testimonios, Eduardo Berti da la palabra a los integrantes del servicio de cuidados paliativos: médicos, residentes, enfermeras, psicólogos…»L’Express»Es una verdadera hazaña dotar de tanta emoción a personajes tan fugitivos, y sin embargo Eduardo Berti se guarda de toda ostentación virtuosa, y se ciñe a una aparente sencillez a la hora de dar cuerpo y alma a todas esas vidas, las que se quedan y las que se van.»Libération»Aquí, los enfermos no se curan. Los cuidados del cuerpo y del alma se mezclan en una danza lóbrega en la que hay también que ocuparse de las familias. Aliviar a los que parten, consolar a los que se quedan. Trabajar no la justa distancia del cuidador, sino su justa presencia.»Le Figaro»Es a menudo terrible, pero a veces también muy hermoso. No es macabro, pero sí profundo.»La voix du Nord»Todos los enfermos acaban muriendo, otros los reemplazan, antes de partir a su vez. Cada una de esas desapariciones es, en sí, un drama inexpresable, un pequeño mundo que se apaga. El talento de Eduardo Berti radica en transmitir ese drama sin cargar las tintas, por la simple multiplicación de los puntos de vista, y la potencia discreta de los testimonios. El título proviene de la reflexión de un médico sobre la actitud que adoptar frente al sufrimiento humano.»L’Opinion»La muerte se desliza con recato, pero a veces también se impone, en las páginas de Una presencia ideal, la obra que Eduardo Berti ha gestado durante la residencia literaria en la unidad de cuidados paliativos de un hospital de Rouen, un universo singular que describe a pequeñas pinceladas, con agudeza, sensibilidad y pudor.»Presse Normande

Biografía del autor

Nacido en Buenos Aires en 1964, Eduardo Berti vive en Burdeos. «Una presencia ideal» es el fruto de una residencia literaria en el seno de una unidad de cuidados paliativos de un hospital de Rouen.

ENLACES DE DESCARGA

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.