Vicios y sol novela

Vicios y sol novela

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Un último baile, milady? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


Vicios y sol novela pdf

Vicios y sol novela pdf gratis descargar leer online Miniread

Isla desierta
Chica mala

Capítulo 1 Mi hermana de piernas largas

Crecí en una familia muy injusta; mi hermana estudiaba para su
examen de ingreso a la universidad todas las noches, mientras yo
tenía que realizar las tareas domésticas. Tenía que lavar la ropa de
toda la familia, incluso la ropa interior de mi hermana, solo para que
ella no perdiera su preciado tiempo, aun cuando yo también estaba
en mi último año. En ocasiones, me reprendían con severidad
cuando posponía quehaceres para dedicarme a estudiar. Todo esto
sucedía porque yo era adoptado. Mis padres habían fallecido en un
accidente automovilístico y no tenía ningún otro familiar.
Mateo Yera era el compañero de armas de mi padre, así que me
acogió en su hogar. Fue muy bueno conmigo, pero Milena Zabaleta y
Rosalí Yera me detestaban, sobre todo esta última. Milena era la
mejor amiga de su difunta esposa, que ayudaba a administrar las
finanzas de la familia. Afirmaba que quería ayudar a su mejor amiga a
criar a su hija, pero yo sabía muy bien que en realidad quería casarse
con Mateo debido a que este era muy rico. Por otra parte, Rosalí era
su hija. Me trató mal desde el día en que su padre me llevó a la
residencia, así que Milena se unió a ella para acosarme. Estábamos
en la misma clase, pero ella siempre me menospreciaba delante de
nuestros compañeros, al afirmar que yo era un inútil que vivía a
costillas de su familia. Solo obtenía ropa nueva en Año Nuevo; aun
así, siempre les decía a todos que era su padre quien me la
compraba. Luego, escupía sobre ella e incluso le hacía garabatos con
un bolígrafo, pues afirmaba que como era su padre quien la pagaba,
podía hacer lo que quisiera. Por lo tanto, yo era algo así como su
mascota en nuestra clase y muchos me despreciaban por ello…

ENLACES DE DESCARGA

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.