Amar Una Vez Más de Xinova Escritora

Amar Una Vez Más de Xinova Escritora

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 7. Atrévete a retarme De Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con la séptima entrega de la famosa saga «Las guerreras Maxwell».

Sin duda te llegará al corazón. Descubre, con esta nueva entrega, cómo los retos acaban dando paso a nuevas oportunidades...

DESCARGAR AQUÍ


Amar Una Vez Más de Xinova Escritora novela pdf

Amar Una Vez Más de Xinova Escritora novela completa pdf gratis descargar leer online Miniread

Realista
Segunda oportunidad
Venganza
Perdón
Abuso
Amor destinado
Inspirativo
Amor doloroso
Ricos
Belleza inusual
Caballero
dulce
Independiente
Racional
Tierno

La novela Amar Una Vez Más es una historia romántica, los protagonistas son Clarissa y Fernando

Sinopsis

Clarissa es una joven alegre y noble, con heridas profundas que no ha sabido sanar. La resignación a vivir con ese dolor, le hace pensar que el amor jamás volverá a tocar a su puerta. La culpa por lo que le sucedió es algo con lo que vive a diario. Fernando es un joven empresario de grandes principios morales, caballeroso, noble, inteligente, pero con una gran herida que ha sabido esconder durante mucho tiempo, es así como ha aprendido a sobrellevar su vida. Cerrando su corazón al amor. Su regreso al país, para ayudar a su padre que está en serios problemas, le abrirá nuevas posibilidades a las que no está preparado, fingiendo ser un hombre frío, insensible y de carácter duro. Resignado a la soledad. El camino no será sencillo, al encontrarse con personas que no desean verlos juntos, haciendo todo por separarlos. ¿Podrán sanar las profundas heridas que cada uno arrastra? ¿Podrán volver a amar una vez más?

Capítulo 1 Introducción

  • Luego de tener que soportar el mal carácter de su actual jefe, el licenciado Omar. Clarissa observaba desde uno de los pisos más altos donde se encontraba la hermosa panorámica de la ciudad queretana, sintiendo gran nostalgia al recordar lo distinto que era la interacción cuando Fernando estaba al frente de la empresa. Suspiró al saber que ya llevaba más de un año que se
  • había ido y todo apuntaba a que no volvería.
  • Su mirada se cristalizó al recordar el momento en el que ingresaba al comedor. Dos de sus compañeras hojeaban la revista interna de la empresa, observando que la chica se acercaba, aprovecharon el momento. Lorena se colocó de pie justo frente a ella.
  • —Creo que no le llegabas al nivel a Fernando —mencionó con dolo.
  • Clarissa la ignoró, trató de esquivarla, pero está se adelantó mostrándole una imagen de Fernando acompañada de una mujer, abrazados.
  • Clarissa disimuló la impresión al reconocer a la joven, que estaba a su lado, entonces sin evitarlo palideció al leer el encabezado:
  • «Estoy viviendo la mejor etapa de mi vida al encontrar el amor, en esta bella mujer y, no lo piensa dejar ir. Afirmó el atractivo empresario Fernando
  • Ponce».
  • Las piernas comenzaron a temblarle ¡No lo podía creer! ¿Será que se había estado burlando de ella? Como pudo hizo a un lado la decepción, que le causó verlo, para no mostrar lo mucho que la lastimaba, ante la saña que tuvo su compañera, buscando hacerla sufrir. Por lo que no le iba a dar gusto.
  • Luego de volver al presente, limpió algunas lágrimas que escurrieron sobre sus mejillas. Colocó una de sus manos en su pecho, dándose cuenta que aquel vacío que de pronto la abordaba, amenazando con envolverla en aquella conocida bruma llena de desesperanza.
  • —Parece que decidiste seguir con tu vida, que fácil me hiciste a un lado —expresó con melancolía.
  • «Tengo que olvidarme de ti», pensó para sí misma. «Casi muero aquella ocasión, no permitiré que nada me vuelva a derrumbar», se prometió, sin evitar sentir dolor.
  • ****
  • Madrid, España.
  • Fernando estuvo tentado a llamarle sabiendo que en México, serían las 6:00 pm, por lo que de seguro ella se encontraría en la casa hogar dando clases, pero desde que él se había ido, tenía muy pocas noticias de aquella hermosa joven. No conocía con certeza si también lo extrañaba tanto como lo hacía él. Suspiró profundo, se puso de pie para deshacer el nudo de su corbata
  • y ponerse un short deseando recostarse y descansar.
  • Estaba por quedarse dormido cuando su móvil comenzó a vibrar, observó el reloj del teléfono dándose cuenta que eran casi la 1:00 am. Se frotó sus ojos antes de encender la lámpara que estaba sobre la mesa de noche, se le hacía extraño que le llegaran mensajes a esa hora, por lo que de inmediato pensó que sería una emergencia.
  • — ¿Quién podrá ser? — se preguntó.
  • Justo cuando desbloqueo su móvil, para ver de qué se trataba, abrió los ojos de par en par, quedándose perplejo, llevándose una gran impresión por lo que estaba observando.
  • — ¿Qué demonios es esto?
  • Entonces, prosiguieron a llegar más fotos de ella, besándose con otro hombre.
  • —No, no —se repitió una y otra vez—; esto no puede estar pasando. —Fernando se llenó de un norme vacío en su interior—. La estoy perdiendo— Su angustia creció. Tomó el móvil y le marcó, ero ella no respondió su llamada.
  • —Soy un imbécil —se gritó así mismo, se dio cuenta de que todo lo que había avanzado para acercarse a Clarissa, se ha ido al carajo. Dio un par de puñetazos sobre la pared, intentando liberar lo que en ese momento lo ahogaba. Maldijo, un par de veces, por la impotencia de estar tan lejos de ella.
  • Esa madrugada, no pudo dormir nada, se sentía tan infeliz después de ver esas fotos, se dio cuenta que desde que llegó a España. Su vida se frenó dedicándose a las labores cotidianas, además de encontrar y detener al defraudador, sin poder disfrutar de cada momento, a diferencia de cuando estaba con ellos, de inmediato llegó a su mente esos hermosos ojos color esmeralda que tanto le gustaban. Cerró sus párpados y evocó el momento en el que tomó su rostro y se acercó a aquellos aterciopelados labios besándola con gran fervor.
  • Estaba tan afligido, perdido entre las sombras de su pasado que aquella sensación de estar vacío lo abordó de nuevo, sintiendo gran desesperación y agonía.
  • —La vida me ha dado una segunda oportunidad para volver a amar una vez más y ahora siento que estoy como hace algunos años —limpió sus ojos con las yemas de sus grandes manos.
  • Sin poder evitarlo dolorosos recuerdos comenzaron a abrumarlo, su mente se llenó de viejas imágenes que embargaron de frío su cuerpo.
  • —No puede volver a mí esa agonía —imploró. Entonces el rostro de aquel hermoso ángel de ojos vivaces, se asomó desde el más oscuro y recóndito rincón de la gaveta de sus recuerdos más dolorosos.
  • El corazón de Fernando se aceleró al enfrentarse de nuevo a la soledad en la que vivía, al no tenerla de a su lado.
  • — ¿Será que ya se olvidó de mí? —se preguntó con profunda tristeza.
  • ****
  • Hola que tal. Deseo darte la bienvenida por esta historia llena de resiliencia. Resurgir ante las adversidades. En donde cada uno de los personajes tendrá que reconstruirse así mismo, además de enfrentar los complicados obstáculos por lo que su amor será puesto a prueba.
  • Comenzamos desde los pedazos ¿Quién no se ha sentido de esa forma?
  • Sin dejar de mencionar que ambos personajes arrastran un pasado doloroso, del cual no han podido liberarse.
  • Ellos se perdieron en la tormenta. Encontrarse será su puerto seguro.
  • Esta historia de dejará un mensaje de esperanza. No estás solo.
  • Saludos desde mi México lindo y querido.

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.