AMOR Y OLORES de ERINA ALCALÁ

AMOR Y OLORES de ERINA ALCALÁ

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


AMOR Y OLORES de ERINA ALCALÁ pdf

AMOR Y OLORES de ERINA ALCALÁ pdf descargar gratis leer online

Carmen Dexter, llevaba renombre americano, luego su vaguada era de un pequeño pueblo de Jaén, que trabajaba de lustradora en una cavidad de un señorito y se quedó embarazada. Y de ahí nació Carmen. Pero ese señorito estaba nivelado y le compró la morada de los ancianos en la que Lola, la sora de Carmen vivía sola y le puso metálico y un boleto a Texas, lo más lejos potencial. Lola se estableció en Tyler, Texas y allí tuvo a Carmen y trabajó toscamente en una cafetería durante casi catorce años, aun que se casó con un cabrero de las fueras, que no era siquiera mucho excepto lo que aparentaba. Lola era ahora decano cuando se quedó embarazada y Ben Dexter, que le puso su patronímico a Carmen, le llevaba diez años a Lola. Así tuvieron un cachorro pensando que a Lola se le retiraba la menstruación, y Lola murió en el alumbramiento dejándola sola con su pequeño Logan y su padrastro que quería que trabajara. Cuando Logan tenía cuatro años, Jones Dexter murió de un infarto. Tenía un hijuelo en el ejército que de ningún modo volvió, Izan Dexter, cuatro años máximo que Carmen., que ella en la vida conoció siquiera. Y se quedó sola, con 18 años y un cachorro de 4, y una vaquería baldía. Y miró esa lechería con esa lengua baldía y esa gran brazada de metálico que ese género usurero tenía, y transformó todo, en un pueblo adonde actuar efluvios y cremas y demás, contratando a gente y limpiando esas glebas, para estrellar galanterías para sus géneros. Solo que, a los 10 años, un tal Izan Dexter falso la timó, llevándose consigo dos millones de dólares y la coyunda era legal y tuvo que acosar en la almohadilla de Texas al verdadero Izan Dexter, y, ¿qué pasaría entonces?…

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.