Ares 1 de Dakota Wilson y Delaila Adams

Ares 1 de Dakota Wilson y Delaila Adams

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


Ares 1 de Dakota Wilson y Delaila Adams pdf

Ares 1 de Dakota Wilson y Delaila Adams pdf descargar gratis leer online

❤️️No soy celoso, soy territorial❤️️

❤️️Celoso es cuando quieres algo que no es tuyo❤️️

❤️️Territorial es proteger lo que ya es tuyo❤️️

 

Ivy cae presa de un poderoso señor de la mafia que posee todas las características que una mujer desea: es extraordinariamente atractivo, rico y poderoso.

 

Irresistible y oscuro, misterioso y que le quita el aliento, él es Ares, un ★ jefe de la mafia italiana posesiva★.

 

Ivy es una huérfana que trabaja como camarera y está en su último año. Es una joven increíblemente seductora y el sueño de todo hombre.

 

Ares queda rápidamente prendado cuando ve a la bella joven. Aunque es un hombre acostumbrado a tener todo lo que su corazón desea, es un poco cauteloso ya que ella parece bastante joven.

 

Cuando no puede quitársela de la cabeza, envía a un equipo de detectives para que la localicen e investiguen todo lo que hay que saber sobre la chica, que se ha convertido rápidamente en una obsesión.

 

 

★Extracto★

 

Ares guardó silencio por un momento. Ivy sintió que su mano se posaba sobre la suya, tras lo cual la agarró con firmeza. Ivy seguía fingiendo estar dormida, sólo para no tener que inventar ninguna excusa por lo que había escuchado.

 

―La has agotado, ¿verdad? ―preguntó Reece, evidentemente hablaba de Ivy ahora―. ¿No sabía que tenías los ojos puestos en ella?

Ares se tensó un poco. Ivy pudo notar cómo cambiaba su estado de ánimo.

―Eso no es de tu incumbencia[A1] .

 

―Oye, ¿qué? ―Reece continuó―: no te culpo. Siempre me ha parecido un buen partido. Siempre pensé que, si no hacías tu jugada pronto, tal vez yo…

 

―¡Cállate, Reece! ―dijo Ares.

 

―No permitiré que le pongas ni un dedo encima, ¿me oyes?

 

Reece se rio detrás del volante, aparentemente sin inmutarse por las amenazas de Ares.

 

Reece era un hombre inexplicable. En un momento parecía que pensaba que Ares era el hombre más aterrador del planeta, y al siguiente, estaba bromeando con él totalmente despreocupado.

 

―¿Qué pasaría si lo hiciera?…

 

★★★Acompáñame para descubrir cómo los celos de este dominante hombre transforman el amor de su amante en odio. ★★★


Publicado

en

,

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.