El asunto de los multimillonarios de AKASH HOSSAIN

El asunto de los multimillonarios de AKASH HOSSAIN

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


El asunto de los multimillonarios de AKASH HOSSAIN pdf

El asunto de los multimillonarios de AKASH HOSSAIN pdf descargar gratis leer online

«El parecido es bastante notable, Caroline. Podrías haber sido la modelo, ven aquí y echa un vistazo». Las finas y largas manos de Edward Weinberg le hicieron una seña y ella dejó la lista de invitados para la próxima visita privada sobre la hermosa extensión, fastidiosamente despejada, de su escritorio y fue a reunirse con él frente al cuadro que un portero uniformado acababa de traer de la cámara acorazada y colocar en un caballete.

El comentario de su jefe sobre el parecido era irrelevante, pero a ella le consumía la curiosidad de ver por fin la obra maestra que Michael, el hijo de Edward, había adquirido en una subasta de un pequeño pueblo hace unos meses.

La obra perdida del pintor prerrafaelista J. J. Lassoon, cuidadosamente limpiada y minuciosamente autentificada, había provocado una profunda excitación adquisitiva entre el selecto grupo de coleccionistas que podían permitirse pagar mucho dinero por el placer de poseer un objeto de codiciable belleza.

Caroline había estado en el norte de Inglaterra asesorando al nuevo heredero de una de las grandes casas sobre lo que podía enajenar, con el mayor beneficio y el menor dolor, para pagar los derechos de sucesión, y se había perdido toda la emoción.

¿Qué será más importante, el prestigio o el beneficio? Ella miró a Edward con ojos de color violeta intenso, pero su expresión no delataba nada. Tenía el rostro de un esteta afligido, su figura alta y elegante parecía lo suficientemente frágil como para ser arrastrada por una ráfaga de viento. Pero era tan duro como unas botas viejas. Si le hubieran pedido que apostara por sus verdaderos sentimientos, habría puesto el prestigio como su principal preocupación.

Las Galerías Weinberg, con sede en Londres, gozaban de una reputación ferozmente vigilada por ofrecer arte y artefactos de la mejor calidad. La adquisición del cuadro de Lassoon sólo podía aumentar su reputación.

Te dejaré que reflexiones sobre eso». Edward sonrió mientras se daba la vuelta y Caroline dedicó su atención a la obra maestra recién descubierta, sólo para que su aliento se congelara en sus pulmones porque él tenía razón. El parecido era notable. Más que notable. Era asombroso.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.