EL CORAZÓN DEL BOSS 2 de Dakota Wilson y Delaila Adams

EL CORAZÓN DEL BOSS 2 de Dakota Wilson y Delaila Adams

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


EL CORAZÓN DEL BOSS 2 de Dakota Wilson y Delaila Adams pdf

EL CORAZÓN DEL BOSS 2 de Dakota Wilson y Delaila Adams pdf descargar gratis leer online

★Extracto★

Sonó el despertador del teléfono, aún era temprano y podía permitirme estar unos minutos más en la cama. Celebraríamos la fiesta de fin de año, así que esa semana había estado muy ocupada con todos los preparativos del evento. Amaia y yo pensábamos celebrar a lo grande todos los logros del último año.

Sin embargo, algo me preocupaba mucho. Dante llevaba dos semanas en Sicilia. Apenas había hablado con él, y antes de que se fuera habíamos tenido esa gran pelea, por mucho que intentara mejorar sus actitudes, sus ridículos celos eran a veces insoportables. Sin embargo, lo quería cada vez más. Me había prometido que llegaría a tiempo para acompañarme al evento, pero no me gustó la forma en la que se había ido. Ni siquiera tuvimos tiempo de arreglar las cosas como era debido, ya no me importaba nada, salvo que él estuviera bien. Intenté obtener información de Francesco, pero fue inútil, no me dijo nada. Estaba muy nerviosa porque sentía que algo iba realmente mal.

Había quedado con Amaia y Declan para desayunar y afinar algunos detalles, así que por fin me levanté de la cama dispuesta a empezar lo que sería un día intenso. Francesco me llevó al restaurante donde me encontraría con los chicos.
―¡ZOE! ―Llamó Amaia agitando un brazo para que la viera. Me dirigí hacia ellos.

―¡Hola, chicos! ―Los saludé con entusiasmo.

―¿Se dan cuenta de lo extraño que es tener a alguien vigilándonos todo el tiempo? ―dijo Amaia mientras miraba a Francesco que estaba sentado en una mesa cercana a la nuestra.

―Lo sé, pero Dante dejó muy claro que era totalmente necesario, además, no me importa, me gusta Francesco ―dije, mientras revisaba el menú.

―Chicas. ―Empezó a decir Declan un rato después mientras desayunábamos―, este sábado tendré una exposición de fotos. Me preguntaba si quieren ir… Amaia puedes ir con George, por supuesto, y Zoe… ―dijo haciendo una pausa―. Puedes llevar a Dante si quieres, llega hoy, ¿cierto? ―Se notaba que no le gustaba mucho la idea.

―¿Estás seguro de que quieres que vaya Dante? Sé que no te gusta mucho ―dije mirándolo para ver su expresión.


Publicado

en

por

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.