El plan del bebé del multimillonario de Altaf Hossan

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY ¿Un último baile, milady? de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida...

DESCARGAR AQUÍ


El plan del bebé del multimillonario de Altaf Hossan pdf

El plan del bebé del multimillonario de Altaf Hossan pdf descargar gratis leer online

isa salió del taxi y salió a la acera, mirando la estrecha entrada de Fare, con el portero uniformado, delante de ella.
¿Por qué un restaurante?

No por primera vez desde que había volado desde Boston a la ciudad de Nueva York, todavía estaba desconcertada por la elección. Aunque la reunión había sido organizada por Ted Bonner, su propósito era comercial. No social.

Gracias al cielo.

Se dio cuenta de que el portero la estaba mirando y, con una confianza que no sentía, le sonrió al hombre y cruzó la acera, desabrochando el único botón en la parte delantera de su chaqueta de pata de gallo en blanco y negro cuando él la acompañó. en el restaurante tenuemente iluminado antes de partir silenciosamente.

La oscura estación de la anfitriona estaba desatendida y esperó en el silencio. Había una leve tensión de música, pero era sutil y no intrusiva.

Esperar a que la llevaran a la mesa estaba bien para ella. Ella no quería estar allí de todos modos. Pero se lo había prometido a Paul.

Ella tragó.

Esta es solo otra reunión con un donante potencial.

Inversor.

Su mente debatió el término.

Estaba acostumbrada a reunirse con patrocinadores. Por lo general, representantes de una fundación filantrópica o científica para discutir las becas de investigación que el instituto estaba buscando.

Esto … esto era otra olla de pescado, por completo. Y a pesar de que había sido su idea utilizar inversores para resolver su dilema actual, nunca en su imaginación más loca pensó que se encontraría con este en particular.

Pasó la mano por el ancho cinturón de sus pantalones de cintura alta y volvió a abotonarse la chaqueta. Pasó su delgado maletín de cuero de una mano a la otra.

La reunión que Paul había convocado a principios de esa semana se repitió en su mente. Nunca había visto a su hermano mayor, siempre confiado y capaz, realmente cuestionarse si el instituto podría sobrevivir o no y eso, tanto como la razón por la cual, todavía la tenía profundamente conmovida.

«El caballero te está esperando».

Lisa parpadeó al presente, donde una chica exóticamente hermosa vestida con una delgada vaina negra sonreía pacientemente, con la mano extendida ligeramente hacia un lado.

Volvió a desabrochar el botón, agarró con más fuerza el asa de su maletín en su mano húmeda y dio un paso adelante.

ENLACES DE DESCARGA

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.