La novia cautiva del multimillonario de AKASH HOSSAIN

La novia cautiva del multimillonario de AKASH HOSSAIN

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


La novia cautiva del multimillonario de AKASH HOSSAIN pdf

La novia cautiva del multimillonario de AKASH HOSSAIN pdf descargar gratis leer online

Peter Ramsey vio a la controladora de tráfico salir al paso de peatones, blandiendo su señal de stop, y redujo la velocidad de su coche hasta detenerlo. Una tribu de niños de preescolar, controlada por un par de adultos, estaba alineada en la acera, esperando a que fuera seguro antes de dirigirse al parque del otro lado de la carretera. Todos llevaban fiambreras.

Bonito día para hacer un picnic en el parque, pensó Peter, sonriendo a las caritas felices.

«¡Bonito coche!»

El comentario apreciativo del controlador de tráfico le devolvió la atención a ella. Ella tenía una amplia y contagiosa sonrisa en su rostro, con unos ojos brillantes que le bailaban burlonamente. Un macho en su BMW Z4 deportivo descapotable siendo detenido por una manada de niños. Ella estaba disfrutando de su momento de poder. Peter le devolvió la sonrisa. No me importa, nena.

Ella se apartó para ayudar a pastorear su rebaño a través de la carretera justo cuando Peter registró un zumbido de interés en su mente. Le gustaba su aspecto. Sus vaqueros abrazaban un trasero muy redondeado y unas piernas largas y torneadas. Era lo suficientemente alta como para encajar bien con su estatura. La blusa de cuello redondo que llevaba mostraba una cintura pequeña y unos pechos muy atractivos, fulgurantes pero no demasiado grandes para que desentonaran con el resto de su figura. Era un bombón.

Incluso le gustó el hecho de que llevara el pelo recogido en una coleta, un pelo oscuro, casi negro, cuya cola se agitaba al girar la cabeza, vigilando el paso seguro de los niños. También tenía una nariz afilada, ligeramente respingada en el extremo, y unas orejas bastante parecidas a las de un duendecillo, sin lóbulos. Su piel era clara y brillante y gozaba de buena salud. No pudo ver ningún maquillaje, excepto el lápiz de labios rosa claro que hacía juego con el rosa de su top. No había ningún atractivo artístico en esta mujer. Era natural. ¿Mediados de los 20 años? Es difícil decir su edad.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.