La Sirena y su rey Demonio de Kari Favreau

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Las Guerreras Maxwell, 7. Atrévete a retarme De Megan Maxwell

Regresa Megan Maxwell con la séptima entrega de la famosa saga «Las guerreras Maxwell».

Sin duda te llegará al corazón. Descubre, con esta nueva entrega, cómo los retos acaban dando paso a nuevas oportunidades...

DESCARGAR AQUÍ


La Sirena y su rey Demonio de Kari Favreau pdf

La Sirena y su rey Demonio de Kari Favreau pdf descargar gratis leer online

ADVERTENCIA
ACTOS SEXUALES IMPLÍCITOS FORZADOS PRESENTES EN CHPT29-32
Nacido en segundo lugar, hijo de Kobra y Belleza Kinkayd, Kieran nació en un mundo distópico de guerra, una guerra que ha estado sucediendo durante décadas. Ella fue considerada una pieza especial y rara de la humanidad ya que nació con albinismo; y en el mundo vivido en esa época, los albinos eran una raza humana raramente vista, considerados tesoros incluso para el enemigo.
Ahora que tanto su padre como su madre se han ido. Solo quedan Kimora, su hermana mayor, y Kieran, de 23 años, con la abrumadora responsabilidad de que todos los busquen en busca de esperanza.
Sin embargo, las cosas empeoran, cuando Kieran está condenada a entregarse a cambio de la seguridad de su gente, sin saber que era solo una trampa.
Ahora capturada y bajo la custodia de los Demoi, Kieran es inútil y tiene que encontrar una manera de llorar por lo que ha perdido y sobrevivir al estado de ser prisionera de los Demoi y sus seres queridos. Rey frío, misterioso y atractivo, Casimir.

Cuando finalmente me reagrupé con todos los demás, estaban llorando y afligidos por el hombre. Yo quería llorar; Yo también estaba muy afligido. Sin embargo, otro de los pocos que nos quedaban había desaparecido bajo mi vigilancia. Pero no había lugar para llorar, no había tiempo para llorar. No mientras todavía estábamos al aire libre y no mientras nos perseguían.
“Lloramos cuando llegamos a un lugar seguro”. Yo dije. Puede que haya sonado cruel; y deduje tanto cuando miré a los ojos de mi hermana, pero era cierto. Acabamos de perder a uno de los nuestros … No quería perder a nadie más. «Sigue moviendote.»

–@@@@@–

Me sentí como si hubiera estado corriendo durante horas, tratando de escapar del peligro que me acechaba a través de un bosque muerto invernal lleno de árboles y arbustos. Pude sentir débilmente el ataque de cortes y tajos a través de la piel de mi cara de las ramas desnudas de los árboles por los que huiría sin pensar en el dolor.
Todos estábamos huyendo y necesitábamos encontrar seguridad. Lidiar con la dureza de la muerte parcial del invierno a las hojas y la vegetación del bosque fue un sacrificio tolerable en comparación con lo que nos enfrentaríamos si nos detuviéramos.
“¡Venid, chicos! ¡Apurarse!» Soné a través del pequeño grupo de personas que estaba tratando de proteger, incluida mi hermana mayor.

PREPARANDO LA DESCARGA...



En unos instantes podrás disfrutar de tu libro



 

Deja un comentario:

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.