LOBA (Serie Vengadoras I) de T. N. Hawke

LOBA (Serie Vengadoras I) de T. N. Hawke

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


Laura sabe que todo ha llegado a su fin.

Su sangre de Loba aúlla en sus venas y su mente se retuerce en la agonía de perder a un ser amado.

Talía está muerta y, con ella, su corazón. Su hermana lo era todo para ella, y ahora lo único que le queda son sus deseos de venganza. Quiere ver a Peter Ferryman, el asesino de Talía, morir en agonía ante sus ojos. Quiere probar su sangre y oler su terror.

Pero en la vida hay algo más que cruel venganza, y encontrará la esperanza y las ganas de vivir en la sonrisa de un macho que llega a su vida en su momento más desesperado para llenarla de luz una vez más.

Para Víktor, vampiro de la Alta Nobleza y Jefe de El Concilio de Nueva York, la vida es una rutina sin fin. Tras quinientos años de existencia, todo ha llegado a parecerle un ciclo repetitivo y agotador.

Siglos de soledad llenos de tristezas y pesados recuerdos y del constante anhelo de tener una Compañera a su lado que había perdido la esperanza de encontrar algún día.

Hasta que conoce a la Loba que rompe la balanza y pone su mundo patas arriba con una sola petición: ayudarle a encontrar al asesino de su hermana.

Víktor descubre que la vida aún puede sorprenderle, y que quizá no todo esté perdido para él.

La Loba no sólo es un misterio sino que es, además, un gozo para sus sentidos, y el vampiro se siente seducido por la belleza de su forma y el fuego de su carácter.

Pero pronto descubre que no sólo quiere a Laura en su cama, sino que también anhela el corazón de la Loba, y una eternidad a su lado.

Son como el hielo y el fuego. Vampiro y Loba. Guerrero y cazadora.

Y sus destinos están entrelazados de manera inevitable.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.