Mientras decido conocerte de Sandra Albor Espejo

Mientras decido conocerte de Sandra Albor Espejo

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


Mientras decido conocerte de Sandra Albor Espejo pdf

Mientras decido conocerte de Sandra Albor Espejo pdf descargar gratis leer online

Mis pies corren a una velocidad inigualable, las gotas de lluvia mojan mi ropa haciendo el proceso mucho más pesado, más difícil.

Mi visión se entorpece, se nubla además de que mis ojos arden y ya no sé si es por aquellas gotas frías que caen del cielo nocturno o son las gotas saladas que caen de mis ojos.

Intento calmar inútilmente mi respiración acelerada pero mi cuerpo tembloroso me hace saber que en este preciso momento eso es algo imposible.

Siento que mi cabeza da vueltas y mis ojos van de un lado a otro, en mis oídos escucho como de mi boca sale el aire, la desesperación me está consumiendo.

Choco contra un pecho fuerte y sus manos inmediatamente van a mi cadera quizá como un acto reflejo o evitando que cayera al suelo pero esa simple acción manda corrientes eléctricas a todo mi cuerpo.

Bajo la cabeza avergonzada.

Siento su mano caliente en mi barbilla la cual levanta para que vea su rostro y mis ojos se abren como nunca antes al ver con quien me he topado esta noche lluviosa de Londres.

-Oh,no.

(…)

-No sé si conocerte porque, al hacerlo, cruzare la línea, una línea que lo definirá todo para bien o para mal.

¿Absorbente?
Tal vez.

¿Peligro?
Siempre.

¿Conocerse?

Habrá que averiguarlo.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.