Saldré a Pelear de Devon Reerink

Saldré a Pelear de Devon Reerink

A compartir, a compartir! Que me quitan los posts!!

***SOLO HOY Y ahora supera mi beso de Megan Maxwell 

Regresa Megan Maxwell con una novela romántico-erótica tan ardiente que se derretirá en tus manos.

Sexo. Familia. Diversión. Locura. Vuelve a soñar con la nueva novela de la autora nacional más vendida…

DESCARGAR AQUÍ


Saldré a Pelear de Devon Reerink pdf

Saldré a Pelear de Devon Reerink pdf descargar gratis leer online

Cuando Jayne acaba en el hospital tras ser golpeada por su novio, sale luchando y no renuncia a su sueño de tener su propia discoteca.
Con la ayuda de su familia y su mejor amigo Jeff, el sueño se hace realidad.
Cuando conoce al nuevo jefe de su hermano, Ryder, su frío corazón se derrite y comienza una historia de amor, hasta que su negocio se ve afectado por su ex y un anillo de d ** g del que ella no tenía ni idea.
El ex pagador se enamora dura y rápidamente de la dueña del club nocturno a pesar de su bagaje.
¿Sobrevivirá su relación? los argumentos crecieron y se dijeron palabras, pero ¿pueden perdonar, olvidar y seguir adelante?

**

¿Alguna vez te has preguntado por qué estamos aquí en este planeta? ¿Por qué la gente hace las cosas que hace? ¿Deberíamos aceptarlo y seguir adelante? Sé que esto es un poco profundo, pero estas preguntas han estado pasando por mi cabeza durante los últimos días. Nada más cuando estás en una enfermería, te presionan todo el día y te hacen preguntas aún más estúpidas.
Mis hermanos me visitaban todos los días e intentaban que hablara con ellos. Entiendo su preocupación por mí, siempre fueron así antes de que nuestros padres murieran. Podrían seguir con sus vidas. A mí me pasó lo mismo hasta la semana pasada. Todo ha cambiado para mí y no para mejor.
La semana pasada fue el segundo aniversario de la muerte de mis padres. Nunca es fácil aceptar la pérdida de alguien que es tan importante para ti. Mis hermanos son los fuertes, yo también lo pensé. Nos apoyamos mutuamente en todos los aspectos de nuestra vida. Siempre lo tenemos como familia.
Sé que esto es lo que están tratando de hacer ahora. Ayúdame a superar lo que pasó. No sé si puedo procesar lo que pasó. No soy un gran orador en este momento, lo que dice mi médico es comprensible después del trauma por el que pasé.
Déjame darte algunos detalles. Como dije antes, actualmente me encuentro en el hospital recuperándome de una operación que nunca hubiera creído posible a los 22 años. Verá, mi amigo, mi ex novio, Max y yo tuvimos un desacuerdo la semana pasada. Acababa de regresar de mis hermanos después de una cena familiar y me sentí emocionado al visitar la tumba de nuestros padres.
Max había salido con sus amigos esa noche y estaba bajo la influencia del alcohol y estoy bastante seguro de que estaba drogado con otra cosa. Ahora no me disculpo en absoluto. Lo que me hizo es imperdonable.
Cuando llegó a casa, yo estaba acurrucada en el sofá sintiéndome un poco deprimida y extrañando a mis padres. Al principio era lindo, abrazándome y diciéndome cosas bonitas y besando mi cuello. Por lo general, me daría ganas de que me besara el cuello, pero esta noche simplemente no lo sentí. Solo quería abrazarme y ser reconfortado por él.
Max tenía otras ideas, se me impuso. Luché y lo empujé, pero no estaba a la altura de sus fuerzas. No estoy seguro de qué pasó exactamente, pero sé que me desmayé por el dolor. Me desperté varias veces en un charco de sangre, pero no podía moverme para tomar mi teléfono.
Podía ver a Max tumbado en el sofá, no estaba segura de si estaba durmiendo, pero no se movía y mis gruñidos y gemidos no lo despertaban en absoluto. Podía escuchar mi teléfono sonar desde la mesa frente a mí, pero no pude captarlo. El dolor era demasiado grande, cada vez que me movía era insoportable. No tenía idea de cuánto tiempo estaría allí antes de escuchar a mi hermano Jay golpeando la puerta de mi apartamento. Gemí en voz alta, esperando que me escuchara y abriera la puerta. Conociendo a mis hermanos, me llamaban todas las mañanas para ver cómo estaba y si no respondía, uno de ellos me visitaba.
Mierda, Jayne. Jamie llama a una ambulancia —gritó Jay mientras me alcanzaba.


Publicado

en

,

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.